• La Maleta deFélix - Tecnologia - robots - rebelión

Un seguro contra los robots

¿Apocalipsis zombie? ¡Ni hablar! No veremos difuntos en descomposición comiendo carne de los vivos, pero sí podemos ver en Facebook fenómenos virales, tendencias de opinión o falsas noticias que están convirtiendo a gran parte de la población en imbéciles… en zombies. Megacataclismos climáticos estilo ‘2012’ o ‘El día después de mañana’ (Ambas de Roland Emerich) tampoco veremos, al menos no a la velocidad hollywoodense, aunque cierto es que el mundo se está muriendo y que la humanidad será erradicada… infortunadamente para el planeta lo más piadoso, una extinción repentina de su peor plaga no habrá.

La Maleta deFélix - Tecnologia - robots - rebelión

Pero hay una posibilidad entre tantos escenarios apocalípticos que aunque hipotética no es tan descartable y hasta puede estar a la vuelta de la esquina: Una rebelión de las máquinas.

En treinta años de desarrollos mecánicos y de sistemas, el hombre no se había cuestionado (Al menos seriamente) sobre si las máquinas empezarían a desarrollar una autonomía, que en algún momento significaría una amenaza al hombre. Ya de por sí el trabajo humano ha sido desplazado por mano de las máquinas: En plantas de producción, en entretenimiento, en la guerra. El concepto de ‘Inteligencia Artificial’ pudo ser un hermoso bebé para Alan Turing, pero ¿No se alarmaría él mismo al proyectar la velocidad del desarrollo de la misma poniendo en el tablero un principio básico de la ingeniería: “Contemplar el peor panorama”?

La Maleta deFélix - Tecnologia - robots - rebelión

Génesis del miedo

El siglo 19 tuvo un maravilloso escritor de “ficción” que inundó la literatura de la época de proyecciones más que de fantasías: Julio Verne. Quien  pudo concebir un submarino autosuficiente y poderoso (el ‘Nautilus’), 14 años antes de llegar el primer submarino eléctrico, pero con características similares a las de los submarinos que el mundo vería en acción sesenta años después; pudo prever la tecnología que llevaría al hombre a empezar la exploración del espacio exterior cien años después en ‘De la Tierra a la Luna’ y pudo visualizar un mundo acelerado y con tecnología de desplazamiento y comunicaciones al alcance de todos como en ‘París en el siglo 20’. Sus proyecciones llegaron más de cien años en el futuro.

El siglo 20 tuvo por su parte otro visionario que aunque ya estaba viendo pistas de los avances tecnológicos y su velocidad sus predicciones no dejan de ser increíbles: Isaac Asimov, quien para su tiempo se anticipó a las videollamadas, comunicación global, alternativas de energía diferentes a la electricidad y el petróleo y LOS ROBOTS.

La Maleta deFélix - Tecnologia - robots - rebelión

Las tres leyes de la robótica

Gracias al cine conocimos un concepto muy interesante: ‘Las tres leyes de la robótica’. Sí, muy interesantes… a nuestros ojos fue algo que hace ver compleja la trama de ‘Yo, robot’ y de ‘El hombre bicentenario’, pero ¿En qué consiste? ¿Cuáles son las tres leyes de la robótica? ¿De dónde viene éste concepto? ¿Por qué es importante hoy día? ¿Por qué puede ser importante para un futuro, sea cercano o lejano? El responsable de estas leyes, que para el momento sólo hacían parte de una fantasía es Isaac Asimov, aunque según el mismo, fue trabajado, amasado y redactado en una conversación que tuvo con John W. Campbell.

  • Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  • Un robot debe hacer o realizar las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.
  • Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.
La Maleta deFélix - Tecnologia - robots - rebelión

Verne y Asimov son un reflejo de como la ciencia ficción en muchos casos se convierte en ciencia fáctica y que a veces la cuestión es solo de tiempo y recursos. Por eso hay muchas cosas que aunque se puedan encontrar increíbles en la página de un libro o en una pantalla de cine pueden ser la realidad del mañana y como toda realidad, viene con su propio paquete de problemas.

La Maleta deFélix - Tecnologia - robots - rebelión

¿Por qué preocuparnos hoy?

“Cuando queramos actuar de forma reactiva para regular la inteligencia artificial, será demasiado tarde” Elon Musk, el inventor y empresario sudafricano (cofundador de PayPal), expresando una preocupación que para muchos puede ser exagerada y para otros muy prematura. Este año ingenieros de Facebook, como parte de un proyecto de sistemas para comercio hicieron un experimento dejando que dos robots interactuaran entre sí; al momento empezaron a usar un lenguaje un tanto errático para la percepción humana pero parecía tener un perfecto hilo conductor entre ellos… esto dejó inesperadamente a los ingenieros por fuera del ejercicio e inmediatamente los desconectaron. En una situación diferente ya habíamos escuchado a Sofía, el primer robot hiperrealista expresaba una idea de aniquilar a la humanidad.

La Maleta deFélix - Tecnologia - robots - rebelión

Por ahora que todo se convierta en fatalidad es sólo visible en el inmenso campo de la hipotésis, pero así como la literatura sirviera bien para tener la posibilidad de ver el futuro durante los siglos 19 y 20, el cine es una buena fuente de múltiples posibles realidades futuras. Por ejemplo: Troon Legacy, en la que el programador es hecho prisionero por un programa del sistema que creó y éste amenaza su existencia y de paso el de toda la humanidad precisamente por la búsqueda del sistema perfecto; ése por el que había empezado a trabajar con tanto anhelo.

 

¿Qué podria pasar?

El miedo real no es que las máquinas sean poseídas por un espíritu perverso que busque la extinción del humano para el dominio del planeta, como lo pudieran sugerir mucha malas tramas de cine o TV, sino que en una búsqueda de beneficio programada previamente por el hombre, el desarrollo de ésta tarea desafía la lógica natural de la libertad y termine cuarteándola. Aunque en esta vida todo puede pasar y no se puede descartar 100% lo primero…

Según el propio Asimov, la concepción de las leyes quería contrarrestar un latente “complejo de Frankenstein”, un temor que el ser humano desarrollaría frente a unas máquinas que hipotéticamente pudieran alzarse contra sus creadores. De intentar siquiera desobedecer una de las leyes, el cerebro positrónico del robot resultaría dañado irreversiblemente y el robot “moriría”. Ahora se ha abierto un debate cuyo centro es resumir ésas leyes de protección a una sola: “Los seres humanos deben prosperar”. Según la profesora Dama Ottoline Leyser, quien codirige el grupo de consejeros de políticas científicas de la Real Sociedad, la prosperidad de los seres humanos debería ser el verdadero horizonte de los sistemas inteligentes.

Tal vez éste artículo sean sólo divagaciones de un tipo que vive por lo menos 10 horas al día frente a una pantalla, con mucha literatura y cine en su cabeza, pero si la NASA está pensando seriamente en crear una policía galáctica ¿Por qué no tener presente esto? Parece que hoy día nada es exageración a la hora de proteger la especie y su dominio.

By |2017-11-08T21:17:31+00:00Agosto 30th, 2017|Tecnologia|0 Comments

About the Author:

Giovanni Charum
Bogotano, diseñador gráfico de la Universidad Nacional de Colombia. Firme creyente del desarrollo a través de las artes y el poder terapéutico de la cocina. "Ser de mundo" no es acumular millas de vuelo sino hablar con extraños, escuchar opiniones diferentes, ver buen cine y escuchar buena música.

Leave A Comment